El tiempo por Tutiempo.net

Tras la reparación que hizo el MOA, la estatua del “Polaco” Goyeneche fue trasladada a su nuevo hogar en la Sede de la Comuna 12, Holmberg 2548, junto a la figura del “Flaco” Spinetta.

El pasado viernes 29 de Enero fue el 95º aniversario del natalicio de Roberto “Polaco” Goyeneche, cantante argentino de tango, oriundo del barrio de Saavedra y considerado uno de los intérpretes más destacados en la historia del género.

Para homenajearlo, se tomó la iniciativa de restaurar su estatua que se encontraba en el Parque Sarmiento y que había sido vandalizada por tercera vez, como suele ocurrir con las estatuas de todos los artistas que se encuentran alrededor de la comuna (por ej.: la de Spinetta), y trasladarla a la Sede de la Comuna 12, en Holmberg 2548, para establecerla allí junto a la figura del “Flaco” Spinetta.

La restauración estuvo a cargo del Ministerio de Espacio Público e Higiene Urbana, a través del MOA (Monumentos y Obras de Arte). Durante los 3 meses de estadía se le restauró el rostro, el brazo y se hizo un mantenimiento general de la figura hecha en resina de poliéster.

El MOA es el taller más importante de la Ciudad de Buenos Aires y tiene como principal objetivo hacer una puesta en valor de las esculturas centenarias para preservar el patrimonio y la esencia cultural que sufren ataques por parte de la contaminación biológicas, por el vandalismo y hasta por las mismísimas palomas.

Hasta hace no mucho la imagen en tamaño real del “Polaco” se encontraba en el Parque Saavedra, barrio donde nació, pero el vandalismo puso en jaque a la preservación de estatua y se optó por llevarla a la Comuna 12 para que los vecinos puedan seguir admirándola. Lo mismo había ocurrido con el “Flaco” Spinetta que durante mucho tiempo estuvo en la entrada de la Plaza Jorge Casal, pero más tiempo estuvo “desaparecida” en los talleres de refacción (tras ser vandalizada también 3 veces) hasta que finalmente la Sede de la Comuna 12 se convirtió en su nuevo hogar.

La recuperación de la estatua contemplo las lesiones de diferentes partes, destacándose las roturas de la cabeza, el brazo y los zapatos.

Mientras que “Spinetta” no la había pasado mejor. El primer día de ser colocado perdió sus lentes y después lo arrancaron de la base, tras la restauración le rompieron la mano y una pierna y posteriormente le rompieron nuevamente la mano y la guitarra, lo que provocó la decisión de trasladarla a otro lugar.

Ahora ambas estatuas conviven juntas, dos músicos que alcanzaron a miles de personas con su voz y melodías, solo esperemos que el vandalismo a las esculturas no siga, ya que sino la Sede de la Comuna 12 se va a convertir en un anfiteatro.

Estadísticas

4375449
Hoy:
Este Mes:
2176
60125

17-04-2021

 ¡Consulte aquí dónde
retirar su ejemplar!